miércoles, 21 de marzo de 2012

Mi amigo Judas (Parte II) - Efusión


Era una tarde y noche oscura, fría, con un poco de viento, el cielo negro, lleno de nubes de lluvia, hasta en algunos momentos de nuestra larga caminata nos envolvía una débil llovizna, por momentos casi imperceptible, las calles de la ciudad bien iluminadas y casi ninguna persona se encontraba afuera, todos parecían estar refugiados en sus casas, bajo el abrigador calor de la chimenea/estufa/aire/etc., y nosotros (Judas y yo) caminando por la ciudad… 

Ya de noche, nos sentamos en un banco bajo un árbol (este evito que se mojase mocho por la lluvia), allí fue donde la conversación tuvo lugar. Luego de decirle mi respuesta (que lo apreciaba mucho, pero solo como amigos, lo cual no era del todo cierto) a su pregunta “que sentíamos el uno del otro” ó “que nos pasaba con el otro” no me pude contener y termine preguntándole exactamente lo mismo a él. Debo admitirlo pero no fui del todo sincero con él, en realidad con todos XD sin embargo Judas si lo fue conmigo (o eso creo, a menos que me haya estado engañando ó probando) y me dijo que yo le parecía muy lindo (es que no llevaba puestos sus anteojos en ese momento), muy simpático (seguro me confundió con otro) muy interesante (emm, ¿estará hablando de mi?) que era una buena persona (eso si :) y que si hubiese aparecido antes o que si él no hubiese estado de novio, probablemente hubiésemos terminado juntos, y además dijo irónicamente, “por que no apareciste antes”, ahora ya era tarde, ambos estamos de novios, o sea, resumiendo por si no se quedo claro, básicamente me dijo que sentía (ó que sintió, pero no me anime a preguntarle esa duda, no en ese momento) cosas por mi, y que en un primer momento, cuando nos conocimos le pareció que a mi me pasaban cosas con él (cosa que es cierto) pero siempre fue muy claro conmigo en una cosa “que él tenia novio y que no quería nada con nadie ya que estaba muy enganchado (enamorado) del novio” así que empecé a tratarlo y verlo como un amigo más, él hizo lo mismo conmigo, y un tiempo después yo conocí a Luk y me puse de novio con él. Sin embargo, algo en nuestro interior parecía estar creciendo, un deseo incontenible de estar con el otro.

Lo que me dijo ese día me dejo muy sorprendido, no creí que me diría esas cosas, nunca sospeche nada de él, me tomo de sorpresas, no sabia que decir… luego, un rato después ya era hora de que cada uno regrese para su casa, pero antes nos dimos una gran abraso, el abraso mas lardo de todos, los dos ahí, juntos, pero no era el momento de hacer o de decir nada, así que después nos separamos y fuimos caminando un rato más hasta que cada uno se tomase su colectivo para ir a su casa. Durante ese trayecto no me pude contener y le termine diciendo que a mi también me habían pasado cosas con él cuando nos conocimos, a lo que me responde “ya lo sabia, me había dado cuenta”. En fin, Judas se fue para su casa y yo para la mía. 

Es increíble como se van dando las cosas, como una cosa lleva a la otra y así muchas otras cosas más. Es todo por hoy, pero este no es el final de la historia, esto recién comienza :P

3 comentarios:

Pendejo dijo...

Mmm capaz que terminan juntos, quien te dice...

Marite Alarcón dijo...

Me estoy poniendo al día.
Te sigo :)

Qué otros blogs actualizas seguido? Veo que tienes varios.

El centinela dijo...

Marite: me encantaría poder decirte que actualizare este blog pero por desgracia no es así, lamentablemente por motivos personales lo deje... hace poco reabrí otro blog pero debo decir que no soy constante en esto, y de nuevo lo volví a abandonar, pero mantengo la esperanza de retomarlo pronto, todo dependerá de como sigan las cosas. Saludos