miércoles, 21 de marzo de 2012

Mi amigo Judas (Parte II) - Efusión


Era una tarde y noche oscura, fría, con un poco de viento, el cielo negro, lleno de nubes de lluvia, hasta en algunos momentos de nuestra larga caminata nos envolvía una débil llovizna, por momentos casi imperceptible, las calles de la ciudad bien iluminadas y casi ninguna persona se encontraba afuera, todos parecían estar refugiados en sus casas, bajo el abrigador calor de la chimenea/estufa/aire/etc., y nosotros (Judas y yo) caminando por la ciudad… 

Ya de noche, nos sentamos en un banco bajo un árbol (este evito que se mojase mocho por la lluvia), allí fue donde la conversación tuvo lugar. Luego de decirle mi respuesta (que lo apreciaba mucho, pero solo como amigos, lo cual no era del todo cierto) a su pregunta “que sentíamos el uno del otro” ó “que nos pasaba con el otro” no me pude contener y termine preguntándole exactamente lo mismo a él. Debo admitirlo pero no fui del todo sincero con él, en realidad con todos XD sin embargo Judas si lo fue conmigo (o eso creo, a menos que me haya estado engañando ó probando) y me dijo que yo le parecía muy lindo (es que no llevaba puestos sus anteojos en ese momento), muy simpático (seguro me confundió con otro) muy interesante (emm, ¿estará hablando de mi?) que era una buena persona (eso si :) y que si hubiese aparecido antes o que si él no hubiese estado de novio, probablemente hubiésemos terminado juntos, y además dijo irónicamente, “por que no apareciste antes”, ahora ya era tarde, ambos estamos de novios, o sea, resumiendo por si no se quedo claro, básicamente me dijo que sentía (ó que sintió, pero no me anime a preguntarle esa duda, no en ese momento) cosas por mi, y que en un primer momento, cuando nos conocimos le pareció que a mi me pasaban cosas con él (cosa que es cierto) pero siempre fue muy claro conmigo en una cosa “que él tenia novio y que no quería nada con nadie ya que estaba muy enganchado (enamorado) del novio” así que empecé a tratarlo y verlo como un amigo más, él hizo lo mismo conmigo, y un tiempo después yo conocí a Luk y me puse de novio con él. Sin embargo, algo en nuestro interior parecía estar creciendo, un deseo incontenible de estar con el otro.

Lo que me dijo ese día me dejo muy sorprendido, no creí que me diría esas cosas, nunca sospeche nada de él, me tomo de sorpresas, no sabia que decir… luego, un rato después ya era hora de que cada uno regrese para su casa, pero antes nos dimos una gran abraso, el abraso mas lardo de todos, los dos ahí, juntos, pero no era el momento de hacer o de decir nada, así que después nos separamos y fuimos caminando un rato más hasta que cada uno se tomase su colectivo para ir a su casa. Durante ese trayecto no me pude contener y le termine diciendo que a mi también me habían pasado cosas con él cuando nos conocimos, a lo que me responde “ya lo sabia, me había dado cuenta”. En fin, Judas se fue para su casa y yo para la mía. 

Es increíble como se van dando las cosas, como una cosa lleva a la otra y así muchas otras cosas más. Es todo por hoy, pero este no es el final de la historia, esto recién comienza :P

martes, 20 de marzo de 2012

¿Repercusión?

Es extraño pero a unos días de haber publicado la entrada (post) sobre mi amigo Judas, este reaparece nuevamente… no sé si es mi percepción pero a mí me resulta raro que justo después de eso vuelva a escribirme y a querer que nos reunamos (ya que hace un tiempo que cortamos contacto, y las pocas veces que me comunique con él ó no respondía o lo notaba muy distante y/o cortante, o quizá era solo mi percepción, pero se lo preguntare ni bien nos reunamos).

jueves, 8 de marzo de 2012

Mi amigo Judas

Hace ya algún tiempo que no veo ni se nada de un Judas, un amigo. Nos conocimos por mediados de abril del año pasado (2011), unas semanas antes de que lo conociera a Luk (mi actual y único novio), Judas es o era uno de los amigos de un conocido mío, en ese entonces yo estaba solo, y me parecía muy interesante, simpático, tierno, lindo, y hasta en cierto punto me gustaba, pero Judas hacia mas o menos un año que estaba de novio con un flaco, según lo que me contaba parecía que estaba muy encachado, obviamente yo no quería meterme en medio así que lo empecé a ver como amigo, con el tiempo nos fuimos acercando más y más como amigos, a él le contaba mis cosas, era alguien con quien podía hablar y me escuchaba, para ese entonces yo ya estaba de novio con Luk, pero aun así Judas era mi mayor confidente (a él le contaba todo o casi todo).
 
Meses después, cierto día nos juntamos con Judas por la tarde noche (no estaba pasando un buen momento, el alcoholismo de mi papa, la desesperación y depresión de mi mama por lo anterior y porque le había contado que era gay, algunos roces/problemas con Luk y otros inconvenientes personales) con mi amigo pude descargarme un poco, lo cual me tranquilizo bastante, no obstante ese día hablamos mucho, y en una de esas conversaciones salio el tema “que sentíamos el uno del otro” ó “que nos pasaba con el otro” es interesante pero en todo el tiempo que lo llevaba conociendo venia creciendo en mi algo, un sentimiento, un deseo insaciable de agarrarlo y besarlo, un deseo que lo fui reprimiendo, guardando y olvidando hasta que en ese momento volvió a surgir nuevamente. La pregunta lo hizo él por lo que deduje que algo sospechaba en mi o que a él le pasaban cosas conmigo, así que para que la relación no cambiara entre nosotros tuve que omitir algunas cosas y le dije que lo apreciaba mucho, pero que solo como amigos, no se lo deje satisfecho con mi respuesta, pero en mi cabeza algo me sonaba extraño, no me puede contener y al minuto de que me preguntase eso yo le pregunte lo mismo. Si bien me sanaba raro la pregunta, y esperaba cualquier tipo de respuesta, no me esperaba que su respuesta fuera esa.

(Lo continuaré en el siguiente post)

lunes, 20 de febrero de 2012

Estar mejor…


Últimamente mi vida se ha vuelto caóticamente divertida, debo reconocerlo, todas mis dudas, vueltas, inquietudes y mi exceso de negatividad traen repercusiones, de tal magnitud que sin duda solo a mí me afectan, ¿será el hecho de que soy demasiado sensible? O sea, no sensible al hecho de ver una novela y ponerme a llorar como una loca desconsolada (de hecho, miro muy poca televisión, y las novelas sin duda no están muy lejos de mis preferencias), soy sensible a todo lo que me rodea y a todas las cosas que me pasan (a nivel psicológico, personal y anímicamente), y este tipo de cosas no las comparto con nadie (generalmente), si bien soy una de esas personas que puede llegar a lastimar a otros con mis palabras sin darme cuenta, creo que el principal problema que radica en mi es que pienso mucho, pienso mucho en hacer algo (más si no es algo habitual), pienso mucho en los demás (incluso hasta más que en mi mismo) y todo me lo guardo para mí mismo, podría “definirme” o decir que soy algo así como una esponja que todo lo que está a mi alrededor lo absorbo (menos conocimiento XD) y lo guardo, sin embargo, no puedo liberar/sacar nada, ya sean cosas que me pasan, sentimientos, etc., lo retengo, lo guardo, no lo comparto con nadie ni tampoco lo exteriorizo, y me estoy dando cuenta que eso me está consumiendo lentamente. Es por eso que hace unos días tome la decisión de estar mejor conmigo mismo, “ignorando” un poco más las cosas negativas que me rodean y tratar de ser un poco más “egoísta” pensar primero en mí antes que los demás, disfrutar de la vida misma, de los pequeños y grandes placeres que me da la vida, disfrutar de las personas q me rodean, disfrutar más de mis amigos, hacer nuevos amigos y abrirme lo más posible a mi novio LUK (pero todos tenemos secretos, y hay cosas que ni siquiera las puedo compartir con él). 

La relación con LUK creo que está en su mejor auge, estamos (estoy) en el mejor momento, en estos últimas semanas se ha vuelto mucho más que indispensable para mí, estoy algo bobo, él me ha hipnotizado (o idiotizado), ya no puedo esta sin él, el amor me ha superado, es cada vez más grande, sin embargo aún hay algo que no sé qué es pero me impide confiar y abrirme 100% a él.

miércoles, 15 de febrero de 2012

VOLVERÉ


Momentos de cambios, demasiadas cosas que contar, muy poco tiempo, la vida es un asco, pero hay q vivirla de la mejor manera posible, tratare de volver (de nuevo) con mas frecuencia.

lunes, 17 de octubre de 2011

Incierto

Es inevitable, no puedo evadir el hecho de sentirme mal, y por más que trato de ocultar y disimular ese sentimiento de tristeza y desesperación que me aqueja, peor me siento.

Tengo muchas ganas de llorar, las lagrimas se me acumulan en los ojos, tratan de salir, pero algo las detiene, yo mismo diciéndome y tratando de convencerme de que soy fuerte, de que yo lo puedo todo solo, sin embargo, todos estos sentimientos que me están consumiendo por dentro los debo sacar, liberarlos, gritar a los cuatro vientos, liberar tensión y este dolor que no me deja...

Todo, o lo poco que había construido se desmorono de repente, todos mis sueños, ilusiones, anhelos, se hicieron mil pedazos y el viento se los llevo muy lejos, y he aquí, yo, sin ganas de nada, con un vacio inmenso en mi alma y mi espíritu, y con una sensación de no saber qué hacer o donde ir.